(CNN Español) — El Twitter que conocíamos ya no existe más. Este lunes, Elon Musk anunció el radical cambio de marca de la compañía que adquirió en octubre de 2022: el logo del icónico pajarito azul deja de existir y el nombre de la red social ahora es X.

Así, sin más, la empresa que nació en 2006 y que se convirtió en una de las mayores plazas públicas digitales del mundo ahora es parte de la historia tecnológica.

Musk revisó el sitio tras adquirirlo por US$ 44.000 millones a finales de octubre de 2022, y luego siguió con despidos masivos, disputas sobre millones de dólares supuestamente adeudados en indemnizaciones y la nota de Musk a los empleados de que permanecer en la empresa significaría “trabajar muchas horas a alta intensidad”. Escribió: “Sólo un rendimiento excepcional constituirá un aprobado”.